La locación es un elemento indispensable en cualquier producción audiovisual o fotográfica, es el espacio que vemos en dónde se desarrolla una acción, juega un papel fundamental para la congruencia de la historia con los personajes. El contar con una buena locación durante un rodaje o shooting, puede ser la diferencia entre conseguir una buena toma o “hacer lo que se pueda” con la insatisfacción de no obtener el resultado deseado.

Por eso en este post, recurro a mi experiencia como Gerente de Locaciones para la serie de “YoSoyYo” de Canal 11, para compartir  cuales son algunos de los elementos que se deben tomar en cuenta para buscar, negociar, conseguir y cerrar una buena locación acorde a cada necesidad de producción. Espero sean de utilidad para sus proyectos.

IDENTIFICA EL CONCEPTO.

Antes de comenzar a hacer llamadas o salir a la calle, primero debes escuchar y detectar cual es el estilo de locación que necesitas, independientemente si trabajas para una producción audiovisual o por cuenta propia para una sesión de fotos. Platica con tus clientes o con tus jefes, sobre la idea de lo que quieren mostrar, para reconocer sus necesidades y entender como pre visualizan el resultado de las tomas. Utiliza bocetos o referencias de algunas otras fuentes para aterrizar visualmente el concepto.

Comencemos por identificar de dos tipos de producción:

La Audiovisual, que es aquella que para su realización requiere producción de audio, video e iluminación. Ejemplo de ésta puede ser un cortometraje, una serie de tv, un videoclip, una telenovela, un largometraje o un comercial.

Y la Producción Fotográfica, que requiere únicamente equipo de iluminación, como ejemplo de ésta, puede ser una sesión fotográfica para moda o sociales, fotografía de producto en locación, booking para actores o músicos.

  1. 14-g2
  2. 01-g2
  1. 13-g2
  2. 02-g2

En ambos casos, ya sea para foto o video, debes contemplar conseguir una buena locación que te permita, por un lado, tener distintos encuadres y movilidad de los elementos a retratar y por otro lado, contar con un espacio considerable, adicional,  para el montaje del equipo que vayas a ocupar.

TODO SE BASA EN UN BUEN SCOUTING.

Como su nombre lo dice “El Scouting” es una exploración o búsqueda previa, en este caso, de los lugares y espacios posibles dónde nos gustaría grabar o hacer fotos.

Una vez que tenemos un proyecto autorizado y antes de salir a realizarlo, debemos decidir uno de los temas más importantes: ¿En dónde lo hago?

Este lugar, (o locación), marcará el destino visual del proyecto. Por eso es necesario contar con más de una opción para hacerlo.

Toma en cuenta las siguientes consideraciones al momento de hacer un scouting.

  • Una buena locación, casi siempre viene acompañada de un pago por el uso del espacio. Pregunta costos, antes de seguir con la negociación.
  • Dimensión y Espacios. Busca que el director o fotógrafo pueda tener más de un encuadre. Considera la instalación cercana de otros espacios de producción como puede ser maquillaje y vestuario, catering, video assist, uso de sanitarios y estacionamiento.
  • Seguridad. Contempla que en este lugar además de personas, habrá equipo técnico que necesita ser vigilado y resguardado en caso de encontrarse en exterior. Si te encuentras en zonas de riesgo asegúrate de tramitar un servicio de vigilancia en la Secretaría de Seguridad Publica de la Ciudad de México.
  • Alrededores y Ruidos. Detecta todos los posibles factores externos que pudieran interferir con la producción e informa de sus probables consecuencias. Sé consiente de la magnitud de los ruidos ambientales y accesibilidad. Investiga si no hay una construcción cercana o calles cerradas por remodelación. El ruido es algo que necesitas tener lo más controlado posible. Este caso no aplica para sesiones fotográficas, ya que se puede seguir haciendo fotos a pesar de esto.
  • Siempre es recomendable presentarte y dar aviso a los vecinos, de que se está llevando una grabación o sesión de fotos cerca de su casa, cuando alguna de estas actividades pueda interferir con sus espacios. Es mejor tenerlos de nuestro lado ya que no sabemos en qué momento podríamos recurrir a ellos, para usar sus entradas, pedirles que muevan sus vehículos o que bajen el volumen de sus equipos de sonido o incluso hasta para conseguir algún prop de emergencia.
  • En caso de que vayas a ocupar durante muchos días esa locación, considera negociar el precio, no por día, sino en paquete por el total de días que vayan a estar allí.
  • Cuando visites por primera vez la locación, toma fotos de todos los espacios posibles, aunque no sea lo que estés buscando en ese momento. Organiza carpetas con información de la cada una, tal vez en otra ocasión puedas recurrir a estos escenarios.
  • Busca siempre algo más allá del lugar común. Intenta conseguir algo distinto. Eso siempre se agradece. Todos hemos hecho alguna vez fotografías en el Zócalo, en C.U. en Bardas Pintadas, en puentes, etc, pero no tengas miedo de explorar nuevos espacios. Salir a caminar o andar en bicipor las colonias, es un buen ejercicio para encontrar algo diferente. Esfuérzate en buscar la locación “ideal” para tu proyecto y no “la que se pudo”.

A FILMAR SE HA DICHO.

Seguramente te ha tocado, o has visto, que estás cómodamente instalado en la calle con tu cámara y tripie y de repente llega algún policía y te pide un permiso para esa actividad.

Bueno debes saber que existe la Comisión de Filmaciones de la Ciudad de México, (http://www.cfilma.cultura.df.gob.mx/)  y es el  organismo que se encarga de emitir estos permisos para las producciones que hagan levantamiento de imagen en exteriores e inmuebles de uso común.

  1. 06-g4
  2. 07-g4

Si tu producción incluye cerrar vialidades, calles, ciclo vías, equipo especial para efectos especiales o permisos para estacionar vehículos de trabajo, sería bueno que te contactes con ellos para que te indiquen los requisitos que debes cubrir y puedas trabajar sin problemas; los tramites son ágiles y su nivel de respuesta es rápido.

Si por otra parte, tu producción no contempla este tipo de actividades, sería bueno también que los conozcas, ya que cuentan con un catálogo de distintos tipos de locaciones en la Ciudad de México, que puedes usar en tus futuros proyectos.

CUIDA EL ESPACIO.

Durante el rodaje o shooting en locación, siempre es necesario mover o acomodar elementos de arte, iluminación o de escenografía. Cualquier cosa que tengan que mover o modificar, asegúrate de haberlo acordado previamente con los dueños o responsables de la locación. Y también al final del llamado debes revisar que todo haya quedado en su lugar. Más vale mantener una locación en buenos términos ya que nunca sabes cuándo vas a regresar allí nuevamente.

Así que para la próxima vez que veas una película, una serie en T.V. o una fotografía, pon atención a los escenarios y encuentra como ese espacio se integra con todo el concepto visual y desarrollo de la historia y posteriormente aplica estos tips a la hora de buscar tus propias locaciones para tus proyectos.

Comparte con nosotros cual ha sido tu experiencia al conseguir o buscar locaciones, ¿sabes de algunos espacios que puedan servirle a alguien más?, ¿te has encontrado con muchos trámites para obtener los permisos correspondientes?, o ¿eres de los que se avientan así y han tenido suerte de no ser molestados?, ¿tienes algunas fotografías donde la locación haya sido un elemento clave?

Espero que estos tips hayan sido de utilidad. Si estas buscando en este momento alguna locación y no sabes por dónde comenzar, te sugiero que entres a Facebook y te unas a grupos dedicados a la búsqueda y renta de locaciones. Te comparto algunos:

¡Sigue a Rubén Mondragón en sus redes sociales!