Ver, Mirar u Observar: tres verbos para recrear en el lenguaje el sentido de la vista, pero no tienen el mismo significado. En fotografía necesitamos OBSERVAR; es decir, examinar atentamente.

Para observar tenemos que ver, mirar y prestar atención. Necesitamos estar conscientes.

¿Qué significa componer en la fotografía?

La composición en fotografía es la forma en la que se ordenan los objetos o sujetos vistos dentro del encuadre. Implica entre otras cosas el:

  • Saber OBSERVAR para buscar la mejor vista de una escena y encontrar el “instante decisivo”.
  • Saber CREAR para agrupar y ordenar todos los elementos visuales consiguiendo que nuestra imagen tenga un mayor impacto en nuestro espectador.

Una composición pobre en una fotografía puede hacer que un elemento fantástico se vea aburrido; por el contrario, una escena bien creada puede hacer una imagen maravillosa de una situación muy ordinaria.

Flaubert, escritor francés, decía que “cualquier cosa observada detenidamente se vuelve maravillosa.”

¿Qué debo tomar en cuenta para componer en una fotografía?

Cuando tu observas una escena con tus ojos, tu cerebro selecciona el elemento o sujeto de interés. Pero la cámara no puede hacer esto, ésta captura todo lo que está enfrente de ella, lo cual puede terminar en una foto desordenada sin ningún punto de interés claro.

Existen buenas prácticas o reglas a seguir para garantizar el éxito a nivel de composición de las imágenes.  Aunque en algunas situaciones, modificar o romper las reglas de composición ayuda a transmitir el mensaje de manera original.

¿Por dónde podría empezar para componer una fotografía?

1. Seleccionar nuestro centro de interés o elemento principal sobre el cual deseas centrar la atención. Aunque le llamamos centro de interés no tiene que ser necesariamente el objeto que esté colocado en el centro de la foto, ni ser el objeto que ocupa la mayor parte de la imagen.

Tip: No siempre puedes eliminar ciertos objetos  del encuadre pero  puedes tratar de mantenerlos en el fondo o hacerlos parte de la historia.

2.- Seleccionar nuestro encuadre. (horizontal, vertical, o diagonal u holandés) Una imagen puede transmitir diferentes sensaciones según el encuadre que le demos.

El horizontal da sensación de amplitud, meditación, soledad o tranquilidad, mientras que el vertical es más dinámico y da sensación de altura, grandeza, fuerza, poder e importancia. El encuadre holandés o inclinado da una sensación de movimiento, rotación, diversión, juego, desconcierto, etc.)

Hoy con el uso de redes sociales como Instagram también podemos pensar en encuadres cuadrados.

[TS-VCSC-Image-Switch image_start=”2907″ image_end=”2906″]

3.- Tomar en cuenta las reglas básicas de la composición: la regla de los tercios, la ley del horizonte y la ley de la mirada.

Pero además podemos seguir estos otros consejos que también ayudan a que nuestra imagen tenga un mayor impacto:

  • Tener cuidado con la proporción de los objetos,
  • Ayudarnos de las líneas convergentes,
  • Usar el efecto que producen los patrones,
  • Utilizar los marcos naturales,
  • Componer con el color en la mente,
  • Encontrar un reflejo perfecto,
  • Rellenar el encuadre,
  • Cambiar la altura y la perspectiva y elegir un tamaño diferente.

Encontraras un breve artículo de cada uno de estos puntos muy pronto.

Tip2: Muchas veces no será posible aplicar todas estos consejos debido a que no tenemos tiempo ni siquiera para analizar cuál de todas las reglas o consejos de la composición nos podrían ayudar a tener un mayor impacto.

No desperdiciemos una buena foto sólo por el hecho de que nos paremos a recordar toda esta información. Probablemente cuando hayamos decidido qué consejo o regla utilizar nuestra escena ya haya cambiado.

  1. PRACTICAR, PRACTICAR y seguir PRACTICANDO. La práctica hace al maestro y después de haber tomado nuestra foto podremos sentarnos a reflexionar cómo mejorar para las siguientes fotos.

A medida que tus habilidades compositivas vayan convirtiéndose en algo intuitivo, la conciencia y el reconocimiento visuales aumentaran. Es decir, pronto aprenderás a identificar las situaciones en donde las diferentes reglas pueden ser aplicadas.

Cuando menos lo esperes estarás tomando fotos “en tu mente” y haciendo “composiciones mentales” . Desafortunadamente muchas veces no tendrás en ese momento una cámara para capturar el momento, por lo que yo trato de tener siempre a la mano por lo menos mi celular.

No quisiera terminar este artículo sin mencionar que una buena fotografía también depende de crear una narrativa fotográfica. Pero esta … es otra historia. Más adelante retomare este tema con ustedes; por lo pronto te invito a dejar de mirar y salir a observar, componer, crear y captar imágenes únicas.

Comparte con nosotros tus fotografías.

Dánika